Miguel Ángel nos ofrece unas palabras

Cuando Miguel Ángel, responsable de Mi colchón LGTBI, escribió a FELGTB para ofrecernos, sin nada a cambio, poder donarnos un porcentaje de las ventas de alguno de sus productos para el desarrollo del Programa Red Educa nos contó que como empresario adulto gay y visible quería contribuir a que jóvenes LGTBI no tuvieran que pasar por aquello que él vivió en su juventud: bullying por motivo de su orientación sexual. A través de este primer contacto, le hicimos algunas preguntas para que todas, todos y todes supiéramos algo más de su historia. 

¿Cómo y cuándo nació Mi Colchón LGTBI?

«Llevo más de 20 años en el mundo del descanso y veía que grandes marcas apostaban por productos para nuestro colectivo y pensé: ¿por qué yo no? Y solo tenía clara una cosa, si voy a hacer un producto LGTBI quiero y voy ayudar al propio colectivo». «Los productos de nuestra marca son muy exclusivos, están fabricados con los materiales más novedosos del mercado. Tras meses de investigación y pruebas, creamos dos colchones y almohadas, con todo lo necesario para mejorar tu descanso, (transpirabilidad, confort, firmeza…). Todos nuestros productos están patentados, de ahí que sean únicos en el mercado».

¿Por qué decidiste colaborar con el programa Red Educa?

Me pareció un programa indispensable para las escuelas. Es esencial trabajar la educación en la diversidad para así poder avanzar como sociedad, ya que esta es la única manera de crear futuros adultos que sean capaces de crear una sociedad abierta, diversa y tolerante.  

¿Has encontrado una manera original de contribuir a la visibilización del colectivo y a combatir el acoso escolar por LGTBIfobia, ¿por qué crees que esta lucha es necesaria?

Yo intento hacer lo que puedo desde donde yo me encuentro, y en mi caso es a través de mi empresa y ése es mi compromiso: poder contribuir en la medida de mis posibilidades a la mejor política preventiva frente a la LGTBIfobia: la educación en diversidad. 

¿Crees que tu manera personal de sumarte a la lucha por la igualdad es un ejemplo a seguir por otras iniciativas? 

Claro que sí, creo que muchas empresas deberían de aportar algún porcentaje de ventas  de todos los productos LGTBI que hubiese en el mercado y seguramente entre todos consiguiéremos hacer las cosas más fáciles y ayudaríamos a muchas personas.

¿Significa que todo el mundo puede hacer algo al respecto?

Si,  ya que no cuesta ningún trabajo poner ese granito de arena. Toda ayuda es poca para el colectivo. A nosotros en concreto nos llena de satisfacción el saber que con nuestra colaboración estamos ayudando a personas a ser más felices.